sábado, 15 de agosto de 2015

Voz de mujer, drama universal

Cuatro monólogos que sacuden. El primero te provoca el nudo en la garganta y si no aguantas el golpe, la compasión podría envolverte en su llanto: una boxeadora que aspira obtener una beca, y para ello debe enfrentarse al cuadrilátero de su vida; el segundo, explora la sexualidad desde el atrevimiento y la desigualdad, la violencia contra la mujer por afirmar que tiene tanto derecho a hacer lo que a un hombre no se le cuestiona; el tercero, un campo de batalla personal, la represión desde el ámbito más cruento e invasivo, una voz llena de recursos literarios pero que a la vez descansa su tensión en el silencio; el cuarto, dos engaños, dos traiciones, una sospecha, un crimen y sobre todo, el miedo frente a la amenaza de la muerte.

De qué hablo cuando hablo de ella, obra de teatro inaugurada por el Teatro Forte en la Sala Cabrujas el 15 de agosto, adapta la obra de cuatro dramaturgos: Si me pegas, te pego, de Gennys Pérez; Perra, de Carlos Be; El eco de las piedras, de Pablo Ley, y Te juro que te mato, de Gustavo Ott. Curiosamente, tres de ellos hombres, pero que saben desnudar el drama femenino.

La dirección está a cargo de Vladimir Vera. las cuatro actrices, en orden de aparición son Graziella Mazzone, Candice Wilcox, Carla Muller y Valentina Garrido. El equipo artístico también está conformado por Gala Garrido en la dirección de arte; Miny Albornett, Lesly Medina, Guadalupe López y John Manzano en el diseño de vestuarios con la colaboración de los estudiantes del Instituto de Modas Brivil; Frinee Saldivia en el maquillaje; Nehi Ascenzi, Lismary Patiño y Elvira Prieto en la producción; producción artística de Valentina Garrido;  y co-dirección de Yessica Serrano.


Tomada con celular, por Elvira Prieto.
Un escenario sencillo, buen juego de luces, la música cuidadosamente seleccionada, y la originalidad del vestuario que además se apoya en cuatro íconos pictóricos:  La Gioconda de Leonardo Da Vinci, Judith, de Gustav Klimt, Autorretrato como Tehuana, de Frida Kahlo y Rosie The Riveter (Rosie la remachadora), del artista gráfico J. Howard Miller, logra el engranaje perfecto para esta producción teatral.

De esta manera, la voz femenina se vuelve dolor, amor, ira, locura...Y un contexto que nos es familiar como sociedad. Esta obra, con la cual Teatro Forte celebra sus diez años sobre las tablas, fue levantada con mucho entusiasmo, con ganas de hacer algo nuevo, abriéndose posibilidades en la cultura, con imaginación y mucha disciplina. Voces que también hablan del esfuerzo-país.

De qué hablo cuando hablo de ella se presentará en 8 únicas funciones, desde el 15 de agosto hasta el 6 de septiembre, en la Sala Cabrujas de Cultura Chacao, ubicada en la avenida Francisco de Miranda con 3ra avenida de los Palos Grandes, CC. El Parque, Nivel C-1. El horario es los sábados a las 7:00 p.m., y domingos a las 5:00 p.m. Las entradas tienen un costo de Bs. 200 (General) y Bs. 150 (Tercera Edad), a la venta una hora antes de cada función (solo en efectivo). Otra referencia, el estacionamiento más cercano, al frente de la Sala Cabrujas, cobra los sábados una tarifa única de 300 bolívares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada